13 julio 2015

Silvia Federici | Caliban y la bruja

Silvia Federici nació en 1942 en Parma, Italia. Es escritora, docente y activista feminista. Se inició militando en la Campaña por el trabajo doméstico. Es también investigadora y pensadora que la llevó al revisionismo de la historia e ideología marxista, reinterpretando el rol de la mujer no incluido en el relato histórico preexistente.
En el año 2004 escribió Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria.
El 27 de abril de 2015 Silvia Federici vino a la facultad de ciencias exactas de la UNLP a presentar su libro, asistí a esa brillante y reveladora ponencia y me encuentro desgrabando el material.
Comparto desde aquí parte de su relato y el libro completo




Silvia Federici – Calibán y la bruja
Presentación en la facultad de ciencias exactas, UNLP – 27 de abril de 2015

Producción Colectiva

"Como tantos libros, que son producto de un trabajo político, no solo de un trabajo histórico, Calibán y la Bruja es un producto colectivo.
Las lineas rectoras del libro fueron producidas colectivamente en el movimiento feminista y sobre todo  en la organización en la cuál yo milité durante muchos años que fue la Campaña internacional por el trabajo doméstico.
Es solamente cuando nos juntamos y empezamos a luchar colectivamente, que verdaderamente empezamos a pensar, a ver nuestra consciencia ampliarse, y conceptualizar, imaginar posibilidades que antes nunca habian sido posibles de imaginar.
El “Calibán y la Bruja” es producto de un trabajo colectivo y feminista porque fueron las feministas quienes empezaron a reconstruir la historia de las brujas; porque en la primer etapa del feminismo se descubre que no estaba la historia de la mujer; toda la historia estaba escrita en gran parte para hombres.
Entonces fue un momento de gran impulso al estudio, a las investigaciones; todas intentamos abrir los libros de la historia para verificar en primera persona qué había pasado con las mujeres, que no estaban presentes en la historia.
Muy temprano nos dimos cuenta que esta historia debía ser escrita. 

Detección

Empezamos a ver momentos, luchas, sujetos que fueron importantes en esta fase en que varias mujeres descubrieron la existencia de la caza a la bruja.
Son los movimientos, la lucha, quienes producen historia, producen ideas. Porque la caza a las brujas ha estado presente en los archivos por siglos. Solo algunos historiadores se habían ocupado de éste fenómeno y de una manera especializada y bastante burocrática, sin verdadera identificación con las víctimas en esta persecución.
Fue el feminismo el que sacó a la luz este fenómeno increíble, porque creo que es la primera vez en la historia que se organiza una persecución de masas que duró casi tres siglos, de persecución directa contra las mujeres. Una persecución asociadaacompañada por una campaña misógena sin precedentes en la historia.
Yo creo que es algo sobre lo que se debe reflexionar, meditar, Cómo fue posible que por tanto tiempo los historiadores han ignorado estos fenómenos? Esta pregunta merecería un libro…

Domesticar el trabajo...

Entonces, empecé a estudiar la historia de las mujeres en el capitalismo.
Como decía al principio, empecé mi militancia en una Organización política que luchaba por el salario al trabajo doméstico, que es  el trabajo más importante que existe en la sociedad capitalista, porque es el trabajo que producen los trabajadores, entonces es el fundamento, el pilar de toda la producción capitalista porque sin trabajadores no hay algún tipo de actividad, algún tipo de producción.
Y a partir de ésto hemos desarrollado un análisis de la relación de las raíces de la desvalorización de este trabajo, del porqué un trabajo tan importante para la fundación capitalista ha sido completamente desvalorizado, tanto que se acepta el hecho que no es trabajo real; y las mujeres lo han cumplido todos los días, sin vacaciones, sin pensiones, sin algún tipo de remuneración, en una condición de dependencia de los hombres. Nosotras nos hemos preguntado porqué esta situación? 
Hemos reflexionado que esta desvalorización ha sido marcada en la relación capitalista, monetaria, en la cuál califica como trabajo solo el trabajo asalariado, y al trabajo doméstico lo han identificado como servicio personal, al mismo tiempo que ha permitido a toda la clase empresaria capitalista aprovecharse de una cantidad inmensa de trabajo.
Para nosotras fue muy importante en cierto momento intentar comprender esta transformación devaluatoria del trabajo de la mujer, y una pregunta que me hice fue cuándo empezó todo esto?
En qué período se empezó a decir que este trabajo no es trabajo? Cuándo comenzó y qué hicieron las mujeres? 

Historia | fuente de reconstrucción

Entonces empecé a hacer un viaje en la historia, empecé a estudiar la condición de las mujeres, y aprendí en este viaje que la historia es realmente importante, la historia es nuestro bien común.  Aún muchas veces en una historia muy negativa, de masacre, de conquista y humillación, la historia es también un lugar desde donde podemos reconstruirla. Cada generación debe reconstruir la historia de su pasado. Cada generación...
Ha sido importante porque me ha hecho comprender que de la historia podemos tomar la respuesta a tantos de los problemas del presente. Nos ayuda a comprender  donde estuvieron los problemas, cuáles son sus raíces, y en este sentido poder empezar a conceptualizar.


Un período de grandes luchas se da en la sociedad feudal
Contra toda la forma de dominación de la sociedad feudal la diferencia entre hombres y mujeres no era tan profunda como en el capitalismo, porque en la sociedad feudal los siervos y siervas tenían recursos inmediatos, recursos para su reproduccion, tenian acceso a la tierra y con la tierra a bosques, agua… asi que podia reproducirse; y la division que fue construida más tarde para el capitalismo, la división entre  producción para el mercado y producción para la vida, no existía en ese sistema.
Aprendí que sociedades donde la producción es al mismo tiempo producción de cosas y producción de personas, es producción para el consumo, para el uso, para la felicidad, para la vida… la diferencia entre hombres y mujeres, la diferencia sexual para el trabajo no es tan grande como en la sociedad capitalista donde estas actividades se separan.
El encuentro con el medioevo, fue un encuentro con un período histórico  rico de luchas.  Luchas de siervos, de artesanos, de hombres y de mujeres, y también de movimientos que no solamente luchaban primeramente por su vida inmediata, luchaban también por una sociedad diferente. El primer capítulo del libro es dedicado a ellos.
Todos los movimientos heréticos en Europa no fueron solamente movimientos religiosos fueron también movimientos que apelaban a una construcción diferente, una sociedad sin jerarquía, sin explotación, sin señores, y no podría decir sin iglesia, pero si con una iglesia no asociada a la explotación como fue La Iglesia del período feudal.

A partir de esta lectura del feudalismo, empecé a comprender porqué la crisis del período feudal, porqué a finales de 1400 1450, esta sociedad empieza a entrar en crisis. 
Para mi esta sociedad entra en crisis como consecuencia de toda una serie de luchas, que reducían la posibilidad de los señores feudales de acumular riqueza. Y en el espacio de un siglo un siglo y medio se empieza a ver la construcción de una nueva sociedad. El capitalismo fue la respuesta de los señores feudales, de los mercantes, a la crisis de su capacidad de dominar el trabajo, la crisis de su capacidad de acumular riqueza.
El capitalismo no ha sido el resultado de un proceso evolutivo, no ha sido el pasaje a una sociedad más evolucionada, más progresista. En realidad la formación del capitalismo ha sido el proceso de contrarevolución, ha sido el proceso donde una sociedad dominante con clases dominantes, señores feudales, la iglesia… intentaron recuperar su capacidad de acumular riqueza, de dominar el trabajo.
El capitalismo ha sido una gran estrategia que en el tiempo se ha convertido en una nueva forma, un nuevo modo de producción. 

La estrategia de acumulación

La estrategia direccionada a ganar mas tierra, a acumular más trabajo, a extender el dominio de esta clase de dominación, mas recursos de mas trabajadores.  
Esto con un elemento, un común denominador de la estrategia:  Conquista de América, proceso de conquista, de colonización, de exclusión del campesinado en Europa, de la tierra que usaban en el período feudal, la trata de los esclavos…
Esto fue para mi un momento importante, poder ver este pasaje al capitalismo, sobre todo leyendo las obras de los grandes padres del Marxismo y del socialismo, sobre todo de Marx, porque Marx dedica una gran parte del primer libro “El Capital”, a pensar, a analizar este proceso del capitalismo al cual da el nombre de acumulación originaria.  
Pero yo siempre me daba cuenta que la historia que nos es dada es una historia muy limitada, no?, y siempre intentando encontrar dónde están las mujeres? Dónde está el proceso de reproducción? Y me doy cuenta que en los textos, también en “El Capital” que es el análisis más importante que tenemos del pasaje al capitalismo, no podía encontrar la respuesta a la pregunta que yo me hacía.

Acumulación productiva y reproductiva

En éste período del cual Marx habla como la acumulación Originaria, se empieza con la criminalización del aborto, la mujer es perseguida con la pena de muerte. Empieza el control a las mujeres embarazadas, por ejemplo en varias ciudades de Europa, formas de policía y reclutamiento de parteras, porque son las mujeres que controlan y saben quienes son las embarazadas.
Denuncian a la mujer embarazada al Estado así si la mujer aborta puede ser penalizada. 
Muchas mujeres empiezan a ser ejecutadas, a ser matadas porque intentan controlar su capacidad reproductiva.
Esto es una historia social, esto es una historia que no toman los historiadores liberales, que no toman los historiadores socialistas y marxistas.
Es una historia que poco a poco en los años hemos reconstruido.
Lo que hace el “Calibán y la bruja” es intentar explicar esta historia, el cambio de la posición de la mujer con respecto al trabajo, el cambio del papel de la distribución en la sociedad, el cambio de la política estatal con respecto al cuerpo de la mujer.
Yo intento explicar en “Calbán y la Bruja”  estos cambios en función del desarrollo del capitalismo; diciendo que podemos explicarlo en relación a hechos, con el capitalismo se empieza a divorciar el proceso de producción para el mercado del proceso de producción por la vida.
Estas dos actividades que en sociedades precedentes estaban juntas, eran parte integrante de un único tipo de producción, empiezan a divorciarse, a separarse; son cumplidas por sujetos diferentes; una es reconocida como el trabajo, como la economía oficial, y la otra desaparece, se derrumba, no es considerada como un trabajo, es femeneizada, naturalizada, no remunerada. Esto se construye poco a poco en el tiempo de formas diversas,  y ya no reconocida, no entra en la economía oficial.
Una respuesta que yo doy a esto que pasa, es que este posicionamiento ha permitido al capitalismo aprovecharse de una cantidad de trabajo no pagado inmensa.
Lo que significa que tanto de la acumulación capitalista en los siglos, se ha hecho sobre todo de las mujeres, sobre el trabajo no reconocido de las mujeres.
Esto le ha servido al capitalismo para ampliar la acumulación muy más allá de lo que hubiera sido si el capitalismo tuviera que pagar, remunerar y ocuparse de la reproducción.
Algo similar hace el capitalismo con respecto a la naturaleza; el capitalismo se ha ampliado, reproducido su escala mundial, no solamente porque se ha apropiado de tanto trabajo no pagado de los esclavos, los colonizados, la mujer… también se ha apropiado sin ninguna forma de límite de la naturaleza misma.
Y otra cosa que yo desarrollo en el libro es que el capitalismo debe controlar el cuerpo de la mujer porque la reproducción de la vida es el elemento fundamental del mercado laboral, del mercado del trabajo.
Controlar la capacidad reproductiva de las mujeres ha sido históricamente en el capitalismo, desde su inicio, una necesidad fundamental; definir, controlar la clase de los trabajadores, cuántos nacen, no? La pregunta se conecta con, Cuánta fuerza de trabajo puedo explotar? Sobre todo en la primera fase del capitalismo, acumular fuerza de trabajo ha sido una necesidad central, especialmente cuando no había un gran desarrollo tecnológico, cuando en los cuerpos de los trabajadores, su energía, su esfuerzo físico, estaba la fuente de la riqueza. Extremadamente importante para el capitalismo extender su dominación sobre la cantidad más grande posible de trabajadores. Por eso la trata de los esclavos, por eso la exclusión de los campesinos, y por eso el control sobre el cuerpo de la mujer como máquina reproductiva". 


En crudo - Silvia Federici, presentación de “Caliban y la bruja” 1era parte - Facultad de Cs Exactas, UNLP, abril de 2015.




https://drive.google.com/open?id=0B2-5YSgG22BrRDZxOTM2TFljcEE